Las colinas occidentales


 

El sitio arqueológico de las Colinas de las Musas (colina de Filopapo), Pnix, Ninfas, es una formación rocosa al oeste de la roca sagrada de la Acrópolis, que debido a su posición geofísica desempeñó un papel importante en la historia de la Atenas urbana.
La zona de las colinas, comenzó a ser habitada en el siglo VI a.C., con el establecimiento de la Ecclesia en la Colina de Pnix y la operación del “Camino hueco” que llevaba de Atenas al Pireo atravesando el tejido urbano de la región. Con sus integración en el Recinto de Temistocle se convirtiesen en una de las secciones más densamente construidas de la antigua Atenas, con dos antiguos municipios bien conocidos, el Municipio de Meliti y de Koilis

El conjunto monumental de Pnix que fue utilizado para las reuniones de la Ecclesia a partir del VI siglo a finales del siglo IV a.C. asociado con el período de la prosperidad de la democracia ateniense, como el centro Supremo de poder y control a lo largo de su funcionamiento. Hombres famosos y oradores como Pericles, Demóstenes, Esquines dirigieron al pueblo democrático de Atenas con motivos inspirados. La Ecclesia se ocupaba con todos los aspectos principales de la democracia ateniense, como la política exterior y todos los casos donde el interés público fue en peligro.

De las fases sucesivas de los usos del monumento, hoy se conserva la fase de la Pnix, que data de la época de Licurgo (330-326 a.C.). Es un monumento-símbolo mundial de la libertad de expresión de los ciudadanos y de la encarnación del sistema democrático, donde por primera vez formularon los principios básicos de igualitarismo, de la igualdad política y de justicia, como el máximo bien de la democracia, principios que han inspirado las democracias a lo largo del tiempo en todo el mundo occidental.
El conjunto monumental de la Ecclesia, la “calle hueca” que sobrevive en unos 500 metros, el monumento de Filopapo y los monumentos importantes de Museo y las Ninfas, de Pan y Zeus, el Muro y los densos remanentes del tejido estructurado de los antiguos municipios, monumentos más nuevos de Pikionis y del Observatorio, junto con el entorno natural y la observación de la cuenca, identifican el significado arqueológico, arquitectónico y ambiental de las Colinas.